Recepcionista de hotel: Empleo y oportunidades laborales 2019

Compartir

Fiestas, vacaciones, puentes,… cualquier momento es bueno para viajar y hacer turismo en nuestro país. Por eso, queremos analizar una de las profesiones relacionada con la actividad turística con buenas salidas laborales: recepcionista de hotel.

España es un país turístico, de eso no hay duda. El turismo nacional e internacional es una de las piezas claves de nuestro Producto Interior Bruto (PIB). Cada año son millones las personas que nos visitan atraídos por los diferentes tipos de turismo que podemos ofrecerles.
Quizás el más popular sea el turismo de sol y playa (numerosas playas con el distintivo de bandera azul). También, hay que destacar, otros tipos de turismo:

  • Gastronómico: la variedad de comidas típicas de cada región es otro de las formas de atraer turistas no solo internacionales.
  • Cultural: la riqueza en cuanto a monumentos, museos, etc. que existe en España permite al viajero conocer nuestra historia.
  • Montaña: los paisajes, la tranquilidad, el deporte al aire libre, la flora y la fauna favorecen las visitas de turistas que buscan un contacto directo con la naturaleza.

Todas estas personas buscan un lugar donde alojarse y los hoteles son la opción más solicitada. Por eso, y centrándonos en lo que nos interesa, es tan importante la figura del recepcionista de hotel.

¿En qué consiste este trabajo?

Un recepcionista de hotel es la persona que se encarga de recibir y atender a los clientes. Su función es muy importante dentro de la empresa pues se trata de la primera toma de contacto del huésped.

Se encarga de gestionar la estancia del visitante, desde su llegada hasta su salida. En caso, de problema o duda, es la persona a quien el cliente acude para solucionar sus problemas.

Es la cara visible, la imagen, entre otros profesionales, del hotel y de la empresa. Se trata de uno de los encargados de hacer que el tiempo de estancia del cliente sea lo mejor posible.

Funciones o tareas

Si crees que esta puede ser tu profesión, te explicamos con detalle cuales son las tareas que deberás llevar a cabo. En función del tamaño y tipo de establecimiento estas funciones pueden variar.

  • Antes y después de la estancia. Atender las llamadas o emails para futuras reservas y resolución de dudas a posibles clientes. Solucionar problemas como pérdidas de objetos en el hotel tras su alojamiento.
  • Recepción. Acoger a los clientes desde el momento que entran en el hotel, darles una buena bienvenida.
  • Check-in y check out. Pedir la documentación necesaria para el registro del cliente y la entrega de llaves. Explicarles cómo llegar a su habitación, entregarles a la salida la factura con todos los gastos de su estancia.
  • Gestión de reservas y cancelaciones. No se refiere únicamente a reserva o cancelación de estancias. Estamos hablando de reserva de servicios o instalaciones del propio hotel, informando de ello a los departamentos pertinentes.
  • Información. Esto es, dar a conocer al visitante el hotel y todas las instalaciones y servicios que le ofrece. Explicarle aquellas actividades que tiene a su disposición en el hotel. Además, informarle sobre visitas turísticas, culturales, gastronómicas o de ocio fuera del hotel.
  • Gestión de los cargos de las habitaciones y recuento de caja especialmente si se trata de hoteles pequeños.
  • Resolución y tramitación de forma efectiva de dudas, quejas,… facilitando el libro de reclamaciones si lo solicitara el cliente.
  • Vigilancia de los accesos. Esta tarea no suele darse en los recepcionistas si estamos hablando de grandes complejos turísticos. En ese caso, se encargan los vigilantes de seguridad. Si se trata de un pequeño hotel, puede que este trabajo si que recaiga en el recepcionista.
  • Contacto con otros departamentos. Saber con qué departamento o profesionales del hotel debe contactar en función de las necesidades del cliente o de imprevistos. Servicio de limpieza, restauración, bienestar, etc.

¿Cuál es el perfil profesional de un buen recepcionista de hotel?

  • Formación. Si quieres destacar en este tipo de empleo, debes estar lo mejor formado posible. Nos referimos, no solo a la preparación como recepcionista propiamente dicho, sino también en idiomas. Más adelante, trataremos con mayor detalle el aspecto formativo de esta profesión.
  • Habilidades en comunicación oral y escrita. Es un aspecto fundamental a la hora del trato con los clientes y los compañeros. Ya sea a través del teléfono, correo electrónico o personalmente, el recepcionista debe saber expresarse de forma clara.
  • Conocimientos informáticos. Dominio de Microsoft Office, programas de facturación y otros programas que utilice la empresa para la gestión de clientes. Manejo en cierta medida de las redes sociales y otras páginas webs de reservas.
  • Estar capacitado para tomar la mejor decisión en caso de conflicto o duda. Saber resolverlo y desenvolverse de manera efectiva frente al cliente.
  • Imagen personal. Cuidar el aspecto físico también es importante en un recepcionista de hotel. Piensa como te gustaría que te recibieran a ti.
  • Facilidad en el trato personal. Ser una persona profesional, abierta, extrovertida, accesible, cercana, que muestre seguridad en lo que hace. Estos aspectos debe saberlos transmitir tanto al huésped como a las personas de los diferentes departamentos.
  • Conocimiento de los valores y la cultura de la empresa.
  • Gestión del tiempo. Por la variedad de tareas que puede llegar a realizar, el recepcionista debe saber administrar sus horas de trabajo. Habrá días de la semana o épocas del año en que no alcance a realizar su trabajo correctamente sino está bien organizado. Para eso también hay que estar preparado.
  • Buena gestión del estrés en el trabajo. Debes saber que pueden surgir imprevistos, reservas de última hora, conflictos con clientes, etc. Hay que mantener la calma en estas situaciones y ofrecer la mejor solución con educación y de la mejor forma posible.
  • Empatía y saber escuchar. En muchas ocasiones será el nexo de unión entre los diferentes departamentos y los huéspedes. Por eso, debe saber escuchar para poder entender lo que necesita cada uno y ser resolutivo.

¿Qué puedo estudiar para ser recepcionista de hotel?

Como exponíamos con anterioridad para terminar trabajando en la recepción de un hotel primero debes formarte bien. Tienes varias opciones de formación:

  • Estudios oficiales.
    • El grado de Turismo y el de Gestión Turística y Hotelera que podrás cursar en universidades o centros adscritos públicos o privados.
    • Técnico Superior en Gestión de Alojamientos Turísticos (CFGS). Tienes la opción de cursarlo en centro público o privado. Generalmente, en centros públicos, se compone de unas 2.000 horas de formación, repartidas en 2 cursos académicos. El acceso directo es a través de bachillerato o de un CFGM. También se puede acceder mediante la superación de:
      • la prueba de acceso a CFGS
      • la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 años.
  • Cursos específicos. A lo largo del año puedes matricularte en multitud de cursos que te formarán concretamente para desempeñar este cargo. Busca información y accede a aquellos que mejor se adapten a lo que buscas. Encontrarás tanto modalidad presencial, como online o a distancia. Algunos de ellos ofrecen prácticas y diploma del curso a sus alumnos.
  • Formación a cargo de la empresa. Muchas cadenas hoteleras optan por formar a sus empleados. Esto les aporta beneficios a ambas partes, pues es una formación muy especializada que ofrece la empresa en función de su política y sus necesidades. En ocasiones, se trata de cursos de reciclaje para estar informado de novedades.

Si quieres puedes rellenar el siguiente formulario para que especialistas te informen sobre como formarte en recepcionista de hotel con las mejores garantías de empleo:

RECIBE MÁS INFORMACIÓN:

Seleccionar esta opción significa que aceptas la política de privacidad y las condiciones de uso

Sueldo de un recepcionista de hotel

No podemos decir que se trata de un puesto de trabajo donde el salario esté muy definido. Anualmente un recepcionista de hotel percibe entre 9.000 y 33.000 euros. El sueldo va a depender de:

El lugar el empleo. Las comunidades autónomas tienen diferentes convenios para regular el dinero que perciben mensualmente estos profesionales. Por lo tanto, cobrarás más o menos según la comunidad donde trabajes.

El tipo de hotel. No es lo mismo trabajar en un gran complejo turístico de 5* que en un pequeño hotel rural.

La experiencia, jornada laboral y categoría profesional. Estos factores también van a influir en el sueldo de un recepcionista como ocurre en muchos otros empleos.

Podríamos concluir que el sueldo oscilaría entre los 1.000 y los 1.800 euros mensuales.

Últimos empleos publicados para recepcionista de hotel:

Quizás también te interese nuestro artículo sobre gobernanta de hotel

¿Te ha parecido interesante?... califica.

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Ratio Medio / 5. Número de votos:


Compartir